Al servicio de la comunidad - Delilah Croc


¡Delilah, te extrañamos!

Dulcamara Inc. hace un atento llamado a la sociedad para encontrar a la señorita (nunca se casó) Delilah Croc, quien lleva desaparecida más de una semana. De padre australiano y madre coleccionista de bolsos y zapatos, Delilah nació con un desorden hormonal que la hace segregar una feromona especialmente atractiva para los reptiles.


Desde pequeña, Delilah fue acosada por lagartos, cocodrilos y caimanes. Por su padecimiento nunca fue aceptada en las escuelas, pero su familia se hizo rica vendiendo cinturones escamados. Sin embargo, en un día de poca suerte, el padre de Delilah fue devorado con un cocodrilo con mal actitud, y su madre escandalizada, huyó del país con todas sus bolsas.


Delilah tuvo que aprender a lidiar con los cocodrilos que la atajaban en las calles y los caimanes que solían instalarse en su bañera. Cuando cumplió la mayoría de edad, se fue de Australia en busca de un lugar seguro para vivir. Primero viajó a Sudamérica, pero ahí donde hubiera un río, lago, charca o estanque, había un cocodrilo para darle la bienvenida.


Entonces se mudó a los desiertos, pero resultó igual de atractiva para lagartijos y varanes. Con la treintena cumplida probó suerte en los polos, pero al hielo llegaban de visita tiritantes cocodrilos con gruesas orejeras (porque es bien sabido que los orificios auriculares de los reptiles son muy sensibles al frío).


También intentó vivir en grandes ciudades, pero a cada paso le saltaban lagartos que venían de las coladeras. Al final intentó establecerse en las montañas, pero en las tardes tormentosas le llovían cocodrilos miniatura que nadie sabía como habían logrado subir a las nubes.


Desesperada, Delilah buscó ayuda, pero los médicos no le dieron solución. La última vez que se supo de ella estaba por viajar a Florida, mala elección, donde un chaman del pantano prometió curarla de su aflicción.


Desde entonces nadie la ha vuelto a ver y por eso pedimos su ayuda. No escatimen gastos en hallarla, hay recompensa de por medio. No estaría de más buscar al interior de los cocodrilos grandes.



Si es usted mismo un lagarto, por favor ignore este mensaje.


14 comentarios:

Kuroi Tsuki dijo...

LOL!
Con historia y toda la cosa... y yo que pensaba que el dibujo por si mismo ya era lo suficientemente gracioso

Anónimo dijo...

Mi mejor amiga posee una iguana que, inesperadamente, llegó a su casa... ama los duraznos y las manzanas.

¿Se imagina, Dr. Dulcamara? sería sensacional hallar en la boca de Caroline -así se llama la iguana de mi amiga- a Delilah ¿no? aunque... mi amiga no vive en Florida; sino en México ¿valdrá la pena mi búsqueda?

Prometo intentarlo y avisar de inmediato.

Como recompensa ¿puedo pedir, inmortalidad?

GRACIAS.

Noe Contreras dijo...

bueno es que nunca se haya casado, no es indicio de que fuera señorita, se sabe que algunas respientes son muy rinconeras, habara que darse una vuelta por al camara de diputados, han llegado nuevos reptiles a habitarla, probablemente, quiera conocer reptiles hasta este momento desconocidos por ella, saludos.

Dr. Dulcamara dijo...

No podemos correr riesgos,lo mejor será interrogar a la iguana. Si Caroline es la culpable ha de ser enjuiciada. Cualquier información será recompensada, y si inmortalidad deseas, inmortalidad tendrás.

(la juventud eterna se vende por separado)

Lady Jesus dijo...

ME ENCANTÓ TO-DO.

Paula Shultz dijo...

¡¡Wow!!
¡Pobre señorita! seguro está secuestrada por uno de esos reptiles enormes, creo que se llaman Dragones de Comodo y viven en islas específicas... seguro ahi está!

El dibujo está genial :D

Dr. Dulcamara dijo...

Es una gran idea, Dulcamara Inc. organizará una expedición a Indonesia cuanto antes. Esos Dragones serán interrogados.

Mr. McPhisto dijo...

que buena historia, me haces reir. quien hace los dibujos estan geniales! (espero que si no son tuyos no te quieran cobrar, al publico le gustan los dibujitos)

N. dijo...

Jajaja, qué buena historia. :)

hisui_77 dijo...

Conozco a una persona que al igual que la señorita Delilah Croc atrae a los reptiles, cada que sale las lagartijas y otros reptiles van corriendo tras él y hasta los emplea como especie de ayudantes domésticos (le hacen desde el desayuno, alisan el pelo de su gato, tejen bufandas para el invierno y cantan en su cumpleaños al estilo de cualquier restaurante conocido), tal vez ellos puedan tener información sobre lo que ocurrió con la señorita Croc.

Me encantó tu blog,los dibujos son increíbles, espero leer más.

Célula.

Dr. Dulcamara dijo...

Mr. McPhisto: Gracias por tu comentario, los dibujos son también creación y propiedad del Dr. Dulcamara para evitar más demandas.

hisui: Sí tu amiga tiene el mismo padecimiento habría que examinarla. Tal vez haya más mujeres como Delilah que corran peligro.

Tanya dijo...

Oye no pretendo acosar a tu blog, ni hacerte que digas: "hay, Tanya de nuevo" pero esto está increíble. Tus dibujos, tus historias, la manera en que quieres hacer negocio de todo... ¿ya apareció Delilah?

Dr. Dulcamara dijo...

Gracias Tanya. Y no, aún no aparece, aunque encontramos su sombrero en una ciénaga de Florida. Seguimos trabajando.

efterklang dijo...

Muy buenos los dibujitos y la historia... sigo leyendo.